Expo CIHAC | Octubre 15 - 19 2019 is part of the Informa Markets Division of Informa PLC

This site is operated by a business or businesses owned by Informa PLC and all copyright resides with them. Informa PLC's registered office is 5 Howick Place, London SW1P 1WG. Registered in England and Wales. Number 8860726.

AUTOMATIZAR UN EDIFICIO O CASA, MEJORA LA SALUD DE SUS HABITANTES

Febrero 26, 2019.

Tiempo de lectura: 5 min.

Compartir: FacebookTwitterLinkedIn

A medida que las sociedades evolucionan, los hábitos y costumbres de las personas también van cambiando. En la actualidad, el ser humano pasa cada vez más tiempo en espacios cerrados, respirando en muchas ocasiones un aire viciado por diversas fuentes, y contaminantes que deterioran su calidad y constituyen un importante factor de riesgo para la salud. Adicionalmente, la evolución en los materiales y sistemas constructivos, como el caso de los aislamientos, ha provocado que nuestros edificios sean más herméticos y nuestras casas respiren menos.

 

Estos contaminantes del aire, de origen muy diverso, pueden llegar a producir enfermedades respiratorias y otra serie de patologías. De hecho, la propia Organización Mundial de la Salud advierte de los problemas de salud, productividad y confort de las personas expuestas a los ambientes interiores contaminados por una mala calidad del aire interior.

Actualmente, la contaminación del aire interior o aire viciado que respiramos es un fenómeno catalogado como el décimo factor de riesgo evitable en importancia para la salud de la población en general. La calidad del aire interior depende en gran parte del correcto diseño, higiene, mantenimiento y funcionamiento de los sistemas de ventilación y climatización de los edificios.

Un adecuado sistema de ventilación en nuestra vivienda o centro de trabajo nos proporcionará el aire necesario para diluir los contaminantes del aire por debajo de los niveles considerados perjudiciales para la salud y además contribuirá a crear las condiciones térmicas idóneas en cuanto a temperatura y humedad con el fin de crear el máximo confort térmico para sus ocupantes.

Ya sea en una vivienda sencilla o en un edificio de oficinas complejo, la demanda para el confort y la funcionalidad en las múltiples aplicaciones, exigen mayor comodidad y seguridad unidas con un menor consumo energético. Estas solo pueden ser mejoradas con un control inteligente y la supervisión de todos los productos involucrados. No obstante, esto implica un muy elevado nivel de cableado, que va desde los sensores y actuadores hasta las centrales de supervisión y control. Tales masas de cableado significan un mayor esfuerzo en el diseño y en la instalación, incrementando el riesgo potencial de fuego, así como disparando los precios.

Para transferir datos de control de todos los componentes de gestión de edificios se requiere un sistema que elimine los problemas que presentan los dispositivos aislados, asegurando que todos los componentes se comuniquen a través de un lenguaje común. Resumiendo, se necesita un sistema que sea independiente de fabricantes y aplicaciones como es KNX.